miércoles, 11 de enero de 2006

Sirenas

Lo primero que voy a hacer es disculparme por desaparecer de repente, la situación requería tomar medidas de emergencía y no ha habido otra solución ¿Qué situación? Eso, amiguitos, ya lo sabreís otro día...

Los segundo es dar las gracias a mis dos angeles de la guarda, esos agentes de la Guardia Civil que tan amablemente me salvaron de recorrer los últimos 18 km de mi estupido viaje andando. Eso sí, no me llevaron al hospital hasta que no comprobaron que toda mi documentación estaba en regla, anda que si no lo llega a estar, ya me podía morir de frio.

Recuperado de la hipotermia (y de las ganas de hacer el gilipollas) he decidido cambiar algunas cosas. Marcarme objetivos, como hace la gente normal todos los años. Y son, en concreto, cuatro. Unos a más largo plazo, y otros a menos, pero todos igual de importantes. Y es que he decidido también dejar mis limites, ser más ambicioso. Lanzarme a por lo que quiero, porque perder cosas no duele tanto, o quizá sea que no me importaba tanto. Había más miedo que realidad. Más capricho que cordura. Y es que tengo que preocuparme de otras cosas, concentrarme en lo que realmente vale la pena.

Creo que puedo afirmar que os encontraís ante una nueva versión de mi mismo. Pero no es un cambio sin rumbo, no es un capricho del destino, no es un cambio de ultima hora, hecho mal y pronto. Se trata del resultado de 8 meses de frases, gestos y sonrisas (hasta las que no he visto) que me han cambiado. Y si niña, afirmo y reafirmo que eres ló segundo más importante en mi vida, lo primero, tu felicidad. Como dicen en esa gran pelicula: «Tu consigues que yo quiera ser mejor persona» y eso haré. O hago. Más ambicioso, menos dependiente, más estable, más resistente, más versatil...

Una autentica evolución. Hecha con un objetivo, creada para superarse minuto a minuto. Porque sé lo que quiero, y te quiero a ti. Nada te puedo dar, sin embargo me esforzaré por conseguir lo mejor. Nadie se atreverá jamás a ponerme en fuera de juego. Me tendrán que atar corto, porque me he desatado. Bienvenidos al mayor numero de escapismo del mundo.

En cuanto a los demás... nada es eterno. No obligaré a nadie, pero (con mayusculas, subrayado y en negrita) NO VOY A RENUNCIAR A NADA y si no os gusta, puerta.

Y no me refiero a vosotros, hacer lo que os de la real gana, que por mi os podeís ir a tomar viento juntos, que así soís más felices los dos. Buscando enfermedades psiquiatricas a todo el mundo, huyendo de vuestros problemas, alejados de la realidad... En dos frases, una, no todos somos como tu, el resto somos normales y estamos mentalmente sanos. Y dos, perdiste los huevos y perderás todo. Ahora quejate, patalea y haz lo que te de la gana, que paso de ti, lo que a ti te duele, y lo que a mi me resbala, porque quien realmente merece la pena, sigue estando aquí, conmigo, ni uno, ni dos, sino muchos, y realmente es cuando lo pasas mal cuando están tus amigos, me habeís demostrado que tengo muchos. Muchas gracias.

Decirle a los que me importan que no se preocupen, que ayer todo acabó bien, las manos moradas y el cuerpo agarrotado, 18 km menos que andar y pocas horas para dormir, pero estoy vivo, y todavía pienso.

Así que para la proxima te hago caso negro, ¿Que pasa bro, no puedo decirlo? si, ya se que nunca lo hago, pero ya verás, creo que en el hospi me han metido un chute de endorfinas....

Y esta para M&M, si, ya lo sé......... ¿Qué te digo? pues que no sé como estará el otro, pero ella es una.... Eso si, su padre muy educado, yo ni puto caso, y el segurata majisimo, la urbanización se acaba a 3 mts de donde yo estaba, pobre hombre, lo que tiene que aguantar por los dos duros que le pagan los «pijos tiquismiquis de los cojones» con lo agusto que estaba él viendo la tele.

Pues que nadie se me ofenda, porque las personas que podeís leer esto sois las que me importaís, y si no me importas y estas leyendo esto (si, tu creetino, tu si que estás paranoico, ¿No te das cuenta de lo que haces?) jodete y baila, que yo paso de mosqueos, no voy a ser feliz, sino que ya lo soy, con ese montón de amigos, que lo mismo me valen para una "mani" que para llenar un estadio, porque sois un montón...

Y tu sigue, que la gente es muy paciente y todavia estaremos allí cuando se te pase, y como somos prudentes, nos callaremos, porque nosotros tambien decimos tonterías cuando estamos enfadados, aunque no todos nos cegamos por gilipolleces.

Besos a todos:

R. Ricote

No hay comentarios: