jueves, 5 de junio de 2008

Hacienda se embolsa 3.000 millones de euros extra gracias a sus borradores trampa

 

LD (M. Llamas) La banca siempre gana, y cuando se trata de Hacienda, todavía más. El superávit del Estado se redujo a la mitad en el primer trimestre del año, debido al frenazo de la actividad económica que, como consecuencia, ha provocado un descenso significativo de la recaudación de impuestos.

Sin embargo, las arcas del Ministerio de Economía parecen contar con un mecanismo de ingresos extra para compensar tales pérdidas. El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) alertó el pasado martes a los contribuyentes de que casi el 60 por ciento de los borradores emitidos por la Agencia Tributaria con motivo de la Campaña de Renta 2007 omiten las deducciones o reducciones fiscales correspondientes. Es decir, los cálculos elaborados por Hacienda ocultan ventajas, cuya aplicación supone un importante ahorro tributario a los contribuyentes.

Según el fiscalista y director general de Arrabe Asesores, Miguel Ángel Ferrer, los citados borradores incluyen correctamente todos los datos fiscales, pero “no los aplica en su cálculo final”. De este modo, el contribuyente “se confunde al pensar que la devolución que consta en su borrador es correcto, ya que los datos fiscales aparecen en el documento. Sin embargo, no se aplican en el cálculo final de la declaración”.

“Por ejemplo, en el caso de un comprador de vivienda habitual, el borrador detecta el préstamo hipotecario que, incluso, viene informado en las hojas. Sin embargo, luego no interviene en el cálculo del borrador, lo que induce claramente al error de pensar que estos importes sí están recogidos”, añade Ferrer. “Hacienda debe suponer que todo el mundo tiene conocimientos acerca del complejo cálculo de su declaración” cuando en la mayoría de los casos no es así, indica.

“Algunos de estos errores ha llevado a diferencias negativas para el contribuyente y, en consecuencia, positivas para Hacienda, de entre 1.500 euros (deducción por adquisición de vivienda habitual) y 3.000 euros (deducción de la Seguridad Social en el caso de los autónomos)”, advierte Ferrer.

Hacienda falla en los cálculos

La extrapolación de tales errores arroja una cifra inquietante a favor de la Agencia Tributaria, y en detrimento, por tanto del contribuyente medio. Hasta el pasado 20 de mayo (último dato conocido), Hacienda ha confirmado un total de 2,9 millones de borradores.

Contando con que casi un 60 por ciento de los borradores emitidos presenta errores, tal y como reconocen los propios técnicos del Ministerio, Hacienda habría perjudicado fiscalmente a 1,76 millones de contribuyentes, hasta el momento. Además, partiendo de un rango de error en el cálculo de entre 600 euros como mínimo (por ejemplo por no tener en cuenta el nacimiento de un hijo) y unos 3.000 (deducción por Seguridad Social en el caso de los autónomos) podríamos hablar de una importante fuente de ingresos extra para las arcas públicas de entre 1.000 y 5.300 millones de euros, cuyo promedio avanza una recaudación próxima a los 3.100 millones de euros.

Además, teniendo en cuenta que la recaudación total por este impuesto (IRPF) el pasado año fue de 62.800 millones de euros, el potencial error, implicaría que casi entre el 1,68 por ciento y el 8,44 por ciento del total recaudado en el presente ejercicio podría estar siendo generado de forma irregular.

63.000 millones de euros recaudados en 2007

Por otra parte, el número de deducciones no aplicadas por Hacienda es significativo. Tan sólo es necesario repasar el listado de “omisiones” remitido por la Asociación Española de Asesores Financieros y Tributarios sobre el informe publicado por Gestha para percatarse de la ocultación de ventajas tributarias que realiza Hacienda.

El resumen, al que ha tenido acceso Libertad Digital (ver documento adjunto), contiene un total de 33 “reducciones, deducciones o circunstancias que deben ser revisadas” por los asesores, según recomienda la citada asociación.

En los “borradores confirmables” se omiten las cuotas de sindicatos y colegios profesionales; presentan errores en las referencias catastrales; también hay que tener especial cuidado en las declaraciones en caso de matrimonios y separaciones producidas en 2007, así como nacimientos; no contemplan tampoco las deducciones por maternidad; así como las reducciones fiscales en el caso de seguros, donaciones deducibles, entre otros.

Además, “existen otras causas de borradores pendientes de rectificar”, como datos personales incompletos, subvenciones, adquisiciones de vivienda previas a 2005, o existencia de dos o más préstamos hipotecarios.

Por último, dicha asociación enumera algunas situaciones que quedan fuera del borrador de Hacienda, como ser nuevo solicitante, o “cuando un matrimonio haya presentado su declaración conjunta en el IRPF de 2006 por ser la más favorable y para el IRPF de 2007 uno de ellos queda excluido del borrador, al otro cónyuge no se le enviará borrador individual sino que recibirá los datos fiscales”.

No hay comentarios: