miércoles, 7 de mayo de 2008

Romanticismo para principiantes

Si estás buscando la manera de mantener el romanticismo en tu relación este día de San Valentín, sigue nuestros siguientes consejos y recomendaciones para que tu pareja sepa lo mucho que te preocupas.

Compra entradas del tipo de película que más le guste. Ya sea de ciencia-ficción, romántica o de acción, mostrando tu voluntad de consentimiento no solamente ganarás su respeto sino que conseguirás ver exactamente la película que quieras la próxima vez que vayáis al cine.

Averigua en la cartelera cuando dan el programa favorito de la tele de tu pareja y ponlo antes de que pregunte, incluso aunque lo odies. Dándole lo que quiere, más tarde conseguirás lo que tú quieras, pero asegúrate de que sepa que antes viste el programa enterito.Reserva un hotel u hostal en su lugar favorito y véndale los ojos hasta que lleguéis allí. Pasa todo el día haciendo lo que realmente quiera, un día dedicado al placer no tiene precio.

Si no tienes mucho dinero, prepara un picnic con su comida y bebidas preferidas y llévale a algún sitio donde podáis estar a solas. Aunque simplemente sea tu habitación cerrada con llave, enciende unas velas, pon música romántica y disfrutar del momento los dos juntos.

Compra flores a tu pareja. A los hombres les gusta que les regalen flores tanto como a las mujeres, así que escoge un ramo que exprese lo que quieras decir.

Cuando tu pareja se despida para salir con sus amigos por la noche, dale el beso más apasionado que nunca le hayas dado. Se pasará el resto de la noche pensando en ti y deseando estar en casa contigo.

Cuando sepas que tu pareja ha tenido un día especialmente duro prepárale un baño de burbujas, sírvele un refresco y caliéntale una toalla. Para ofrecerle una experiencia aún más relajante, ofrécete a cocinar la cena o a fregar los platos. Esto te garantizará quedar muy bien.

Ofrécete a leerle un capítulo del libro que está leyendo. Asegúrate de que las luces son tenues y de que los dos estáis bien calientitos en la cama, pero cuidado no os quedéis dormidos.

No hay comentarios: