lunes, 6 de febrero de 2006

Escribir o no escribir, esa es la cuestión

Llevo dos días evitando escribir algo que a todas formas es politicamente incorrecto. El pasado día 4 se cumplían 6 meses desde que vi por primera vez a una persona.

Una persona, hacía la cual he cometido ese imprudente ejercicio que es amar. Son palabras muy complicadas de decir cuando tratas de devolver la cordura a tu vida. Paso los minutos intentando negarme lo evidente, pronunciando las palabras que una vez dijo ella y tratando de comprender las que aun no me ha dicho nadie. Las que suenan en mi cabeza como los truenos de una tormenta de Agosto. Sus ojos relampagueaban en medio de la más estupida oscuridad que había en el más estupido de los lugares. Traté de ser convencional y dijé lo que ya habían dicho muchos, demasiados. A sabiendas de que aquello no podía, ni puede ser todavia. Decidí jugarmelo todo «¿Al dos de corazones?», nada tenía, así que creí que nada podía perder.

En realidad ya tenía algo, su compañía. Y sus palabras. ¿Te puedes enamorar de alguien a quien no conoces? Rotundamente, con toda la seguridad inimaginable que nunca tendré: SI

Lo cierto es que esa persona me llegó en un mal momento, no andaba mi corazón bien del todo ¿Cuándo lo ha estado? Pero yo llegué en peor momento todavía.

Quiero que sepas que, aunque no lo digo tanto como lo pienso, te quiero.

No hay comentarios: