miércoles, 1 de febrero de 2006

El Invierno sobre Mi

Esta mañana me he descubierto extrañamente alegre mientras paseaba por Madrid, corría una suave brisa, fria, muy fria. Al tiempo que caía un sol que apenas calentaba. Proyectos, ilusiones, ganas de ver a gente y disfrutar del mundo. Sueños imposibles, noches en vela. Niebla rasgada por una mano desconocida. Luna menguante y sueño creciente. Caminos estrechos y pies anchos. Aceras viejas y zapatos nuevos. Quizá nadie entienda lo que escribo o quizá si. No soy capaz de explicarlo, pero hoy, hoy estoy feliz.

No hay comentarios: